Los problemas más frecuentes en las compras on line

Quien compra on line en España, invierte de media, entre 25-50 euros,  y en cuanto al perfil de edad, los más activos son quienes tienen edades comprendidas entre 34 y 44 años, según datos estadísticos.

Por contra, los productos más adquiridos son los que están relacionados con el turismo (billetes, hoteles), seguidos de la moda, ocio, calzados y complementos.

*Datos extraídos de la página web Statista, último informe del año 2017

Es decir, las compras on line, han llegado para quedarse y todos (consumidores, legisladores, pymes, multinacionales), tendremos que “ponernos las pilas”, unos para conocer sus derechos, otros para regular convenientemente los problemas que ya están surgiendo,  el comercio tradicional, para saber hacer frente al ecommerce y sepa mantener puestos de trabajo, y los últimos, para mejorar sus servicios postventa.

Desde FIARSE, las consultas más frecuentes que recibimos de nuestros clientes o seguidores, son las que os resumimos a continuación:

Hecha la compra, me avisan de que se cancela por falta de stock ¿Qué puedo hacer?

Nada. Suele haber un desfase entre el inventario de productos que muestra la página web y el real del almacén. Por tanto, si al gestionar el pedido, este no puede ser entregado, por no haber existencias, la venta se cancela con el reembolso del dinero.

Las propias condiciones legales establecen que los pedidos estarán sujetos a la disponibilidad de los productos.

¿Cuándo se me reembolsará el dinero?

Si el pedido es anulado, hay que leer las condiciones de compra, ya que la Ley no establece nada al respecto. Normalmente, es un plazo de 14 días naturales desde que se notifica al cliente. Al menos es el plazo que se utiliza para el derecho de desistimiento.

Ten en cuenta que la devolución dependerá muchas veces del día en que el departamento contable realice esos pagos, es decir, no será inmediata, sobretodo, en grandes multinacionales.

Retraso en la entrega del artículo

No todos los artículos serán entregados en el mismo plazo, ya que depende de si están en stock o tienen que ser transportados desde otro lugar.

También es aconsejable leer las condiciones y saber cuál es el plazo de entrega, porque en ocasiones, nos precipitamos e inquietamos, cuando aún se está en plazo.

La empresa nos tiene que dar un número de confirmación de pedido, y con ese número, interponemos una queja por escrito al Servicio de atención al cliente o email de contacto. Siempre por escrito y facilitando el número de reserva.

La entrega la realiza la empresa de mensajería, pero es responsabilidad de la empresa a la que hemos comprado el producto. Y sino llega, deberá realizar toda acción de reclamación al transportista. Y ofrecernos soluciones. Si esto no ocurre, tras un tiempo prudente y reclamación por escrito mediante, hay que solicitar una hoja de reclamaciones, esperar una solución extrajudicial y si no llega, reclamar judicialmente el dinero.

Tenemos más ejemplos y casos prácticos, pero ¡Os los ofreceremos en otra entrada!.

Si deseas contactar con nosotr@s, aquí te dejamos el

FORMULARIO DE CONTACTO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *